Cómo ayuda el ajo a tu sistema inmunitario

Armadura que te protege igual Cómo ayuda el ajo a tu sistema inmunitario

CÓMO AYUDA EL AJO A TU SISTEMA INMUNITARIO

Averigua en este artículo qué es el sistema inmunitario, cómo funciona y cómo ayuda el ajo a tu sistema inmunitario.

¿QUÉ ES EL SISTEMA INMUNITARIO?

El sistema inmunitario es el conjunto de procesos que se dan en nuestro organismo como respuesta frente a agresiones o daños. Estos daños pueden estar provocados por un ser vivo (ej: bacterias), por fallos en nuestro cuerpo (ej: tumores) o por sustancias perjudiciales (ej: contaminantes atmosféricos, etc). Toda sustancia que induce una respuesta inmunitaria provocando o no la formación de anticuerpos, se denomina antígeno.

¿QUÉ COMPONENTES FORMAN EL SISTEMA INMUNITARIO?

Son diversos los mecanismos de defensa frente a la acción de los distintos tipos de agentes agresores que día a día, interaccionan con nuestro cuerpo. Estos mecanismos se activan desde diferentes centros activos entre los que destacan:

Los órganos

Cada órgano presente en el cuerpo desempeña una función elemental esencial, pero además, intervienen de una forma específica en la defensa de nuestro organismo. Se distingue entre órganos primarios o centrales y órganos secundarios o periféricos. 

  • Los órganos primarios o centrales proporcionan a las células inmunitarias un ambiente óptimo para su formación y maduración. Una de estas células, son los linfocitos, un tipo de glóbulo blanco encargado de la inmunidad específica. La médula ósea, es un órgano primario o central donde maduran los linfocitos B que se encargan de elaborar los anticuerpos, y otro es el timo, donde maduran los linfocitos T que ayudan a destruir las células tumorales.

  • Los órganos secundarios o periféricos proporcionan a los linfocitos un entorno idóneo para que interaccionen con las células presentadoras de antígenos. De esta forma, los linfocitos detectan la amenaza y activan la respuesta inmune. Dentro de los órganos secundarios, podemos encontrar los nódulos o ganglios linfáticos, las amígdalas, las Placas de Peyer, el bazo, y la médula ósea, que también presenta funciones como órgano secundario en la respuesta inmunológica del organismo.

Las células

Al igual que los órganos, cada célula del cuerpo cumple con una función biológica específica elemental, pero a la vez, existen células que participan en una respuesta inmunitaria generalizada o en una respuesta más específica:

  • Una respuesta inmunitaria generalizada es aquella generada por células capaces de reconocer los antígenos en la superficie de bacterias, virus y otros agentes agresores. Tras reconocerlos, los destruyen instantáneamente facilitando la respuesta inmunitaria específica. Estas células son los neutrófilos, macrófagos, monocitos y células dendríticas.

  • Una Respuesta inmunitaria específica se produce por la acción de los Estas células atacan a los antígenos, de manera específica o dirigida, produciendo anticuerpos. Es deseable que cada antígeno que pueda entrar en nuestro cuerpo, tenga un anticuerpo contra él. Además de los linfocitos, existen las denominadas células citotóxicas naturales (NK de “natural killer”), cuya función específica es la de eliminar células anormales por mutaciones o virus, o estimular otras acciones celulares destinadas a eliminar amenazas de nuestro organismo por la producción de citoquinas, un grupo específico de proteínas que hacen que las células del sistema inmunitario sean capaces de comunicarse entre sí.

¿CÓMO SE DEFIENDE NUESTRO CUERPO?

El sistema inmunitario va evolucionando constantemente desde nuestro nacimiento para poder enfrentarse a un mundo lleno de agentes nocivos en constante cambio. Es por ello que necesitamos un sistema de vigilancia, un control constante para responder de forma inmediata a los diferentes agresores. Este control es lo que conocemos como inmunidad innata, que son los primeros mecanismos que se activan frente a agentes infecciosos.

Si la inmunidad innata falla, interviene la denominada inmunidad adaptativa. Esta inmunidad produce una respuesta más lenta pero específica para cada antígeno, lo que permite mandar mecanismos muy potentes contra ellos. El sistema inmunitario adaptativo, además, cuenta con un mecanismo de memoria, esto provoca que, si existe un segundo encuentro con el mismo antígeno, la respuesta inmune es más rápida y eficiente.

De esta manera, nuestro organismo adquiere mecanismos que le defienden de los diferentes agentes que puedan agredirle. Por ello, es de vital importancia potenciar los hábitos saludables que nos permitan un sistema inmunológico fuerte: una buena alimentación, un descanso correcto, realizar ejercicio moderado de forma habitual y evitar el consumo de tabaco y el estrés.

¿CÓMO PUEDO CUIDAR MI SISTEMA INMUNITARIO?

La inmunidad es el principal mecanismo de defensa de nuestro organismo contra los agentes infecciosos; esto queda perfectamente demostrado por el extraordinario éxito de la vacunación para erradicar enfermedades. El concepto de que las vacunas son los medios más efectivos para prevenir la infección está bien reconocido, tanto por las autoridades de salud pública como por la población en general. Informes de la Organización Mundial de la Salud afirman que, actualmente, las vacunas previenen 2.5 millones de muertes al año: cada minuto, las vacunas salvan cinco vidas en todo el mundo(1).

Además de las vacunas para generar anticuerpos frente a determinadas infecciones, también podemos ayudar a nuestro sistema inmunitario mediante una adecuada alimentación. Existen diferentes moléculas o compuestos naturales que contribuyen al correcto funcionamiento de nuestras defensas. Entre ellas, podemos encontrar la quercetina, flavonol presente en diferentes tipos de frutas y verduras pero, sobre todo, en el ajo y la cebolla. Se han realizado diversos estudios respecto a este compuesto que indican que la quercetina tiene potencial para prevención y tratamiento de enfermedades inflamatorias y autoinmunes(2). Otros compuestos naturales que nos ayudan a un funcionamiento normal de nuestras defensas son:

  • La vitamina A, que regula el número y función de las células NK, células capaces de destruir células infectadas o células cancerosas(3). Además, contribuyen en la actividad de los macrófagos(4) favoreciendo la respuesta inmunitaria generalizada.
  • La vitamina C está involucrada en la proliferación, función y movimiento de neutrófilos y monocitos(3), otros glóbulos blancos encargados de nuestras defensas. Así mismo, mantiene y mejora la actividad de las células NK(5).
  • La vitamina D promueve la producción y el movimiento de macrófagos(6,7).
  • La vitamina B12 actúa como inmunomodulador, regalando la respuesta del sistema inmunitario, es decir, que aumenta o disminuye las funciones de nuestras defensas(7), dependiendo de la necesidad en cada momento.
  • El ácido fólico mantiene o mejora la actividad de las células NK(3,4).
  • El cobre se acumula en el interior de los macrófagos para combatir ciertos agentes infecciosos(8). Otra función relevante es su papel importantísimo en las funciones de los neutrófilos, monocitos(9) y en células NK(10).

  • La Alicina es el compuesto más activo presente en el ajo crudo y triturado, que ha mostrado efectividad en la inhibición del crecimiento o incluso la eliminación de células cancerosas(11,12). La Alicina presente en el ajo ha mostrado capacidad de estímulo de la respuesta inmune, mayoritariamente en procesos en los que los linfocitos T juegan un papel importante(13), células especializadas del sistema inmune contra agentes que se replican dentro de la célula (microorganismos intracelulares) como por ejemplo los virus. Aquí es donde vamos a aprender cómo ayuda el ajo a tu sistema inmunitario

 ¿DÓNDE PODEMOS ENCONTRAR ALICINA?

La Alicina y otros tiosulfinatos son los compuestos que dan al ajo la mayor parte de sus propiedades saludables y terapéuticas. Estos productos no se encuentran de forma natural en el ajo. Se forman al cabo de unos minutos después de machacarlo o triturarlo. Tras su generación, desaparecen al cabo del tiempo, porque son compuestos inestables. El calor incrementa esta inestabilidad, y por encima de 70ºC la Alicina desaparece en pocos segundos. Es decir, si el ajo se cocina, la Alicina desaparece, y con ella la mayor parte de las propiedades beneficiosas del ajo. Por tanto, la única forma de aprovechar al 100% las propiedades del ajo es comerlo crudo, triturado y en el mismo día preferiblemente. Así es cómo ayuda el ajo a tu sistema inmunitario.

Mólecula de Alicina

En base a esto se desarrolló Alibén®, mediante un proceso único que genera y estabiliza el contenido de Alicina del ajo, por un tiempo de hasta 4 años. Tomar Alibén® es como comer ajo crudo recién machacado, con Alicina 100 % natural y el resto de sus tiosulfinatos pero, además, sin los efectos indeseados que puede suponer tomar ajo crudo.

Alibén® es un producto natural que concentra y estabiliza la Alicina del ajo crudo, permitiendo ingerir una dosis óptima, lo que a veces no se consigue en una dieta normal donde el ajo normalmente es cocinado.

ALYCIN® SP1, además de Aliben®, incorpora en su composición quercetina,  un antioxidante natural que junto con la composición rica en vitaminas y minerales del complemento, contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario, del corazón, disminuye el cansancio y la fatiga, y protege las células frente al daño oxidativo. El consumo de ALYCIN® SP1 por su composición, está indicado tanto para hombres como para mujeres en edad adulta que sufran estados carenciales, y que requieren un importante esfuerzo físico mantenido en el tiempo, o en periodos de convalecencia prolongados.

ALYCIN® SP1, te ayuda igual cómo ayuda el ajo a tu sistema inmunitario.

ALYCIN® SP1 por su fórmula, está especialmente diseñada para todas aquellas personas que pretenden desarrollar una actividad física de intensidad moderada o alta, y que se decidan a complementar su dieta con un aporte extra de vitaminas y minerales, que mejore su capacidad de recuperación y su rendimiento físico, como deportistas habituales.

 

Imanol Rodrigo Quintanar

Graduado en Biotecnología y Máster en Biomedicina Experimental

Investigador predoctoral en la Unidad de Investigación Traslacional

Hospital General Universitario de Ciudad Real

 

Bibliografía:

1. Rappuoli R, Pizza M, Del Giudice G, De Gregorio E. Vaccines, new opportunities for a new society. Proc Natl Acad Sci USA. 26 de agosto de 2014;111(34):12288-93.
2. Huang R-Y, Yu Y-L, Cheng W-C, OuYang C-N, Fu E, Chu C-L. Immunosuppressive Effect of Quercetin on Dendritic Cell Activation and Function. The Journal of Immunology. 15 de junio de 2010;184(12):6815-21.
3. Maggini S, Pierre A, Calder PC. Immune Function and Micronutrient Requirements Change over the Life Course. Nutrients [Internet]. 17 de octubre de 2018 [citado 29 de junio de 2020];10(10). Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6212925/
4. Maggini S. Feeding the immune system: the role of micronutrients in restoring resistance to infections. CAB Reviews [Internet]. 1 de febrero de 2008 [citado 29 de junio de 2020];3(098). Disponible en: http://www.cabi.org/cabreviews/review/20093008948
5. Wu D, Lewis ED, Pae M, Meydani SN. Nutritional Modulation of Immune Function: Analysis of Evidence, Mechanisms, and Clinical Relevance. Front Immunol. 2018;9:3160.
6. Sly LM, Lopez M, Nauseef WM, Reiner NE. 1alpha,25-Dihydroxyvitamin D3-induced monocyte antimycobacterial activity is regulated by phosphatidylinositol 3-kinase and mediated by the NADPH-dependent phagocyte oxidase. J Biol Chem. 21 de septiembre de 2001;276(38):35482-93.
7. Tina Suksmasari BH. Multivitamin Supplementation Supports Immune Function and Ameliorates Conditions Triggered By Reduced Air Quality. Vitam Miner [Internet]. 2015 [citado 29 de junio de 2020];04(02). Disponible en: http://www.omicsgroup.org/journals/multivitamin-supplementation-supports-immune-function-andameliorates-conditions-triggered-by-reduced-air-quality-2376-1318-1000128.php?aid=52511
8. Besold AN, Culbertson EM, Culotta VC. The Yin and Yang of Copper During Infection. J Biol Inorg Chem. abril de 2016;21(2):137-44.
9. Full article: Studying the impact of nutritional immunology underlying the modulation of immune responses by nutritional compounds – a review [Internet]. [citado 29 de junio de 2020]. Disponible en: https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/09540105.2015.1079600
10. Research I of M (US) C on MN. Trace Minerals, Immune Function, and Viral Evolution [Internet]. Military Strategies for Sustainment of Nutrition and Immune Function in the Field. National Academies Press (US); 1999 [citado 29 de junio de 2020]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK230971/
11. Bat-Chen W, Golan T, Peri I, Ludmer Z, Schwartz B. Allicin purified from fresh garlic cloves induces apoptosis in colon cancer cells via Nrf2. Nutr Cancer. 2010;62(7):947-57.
12. Perez-Ortiz JM, Galan-Moya EM, de la Cruz-Morcillo MA, Rodriguez JF, Gracia I, Garcia MT, et al. Cost Effective Use of a Thiosulfinate-Enriched Allium sativum Extract in Combination with Chemotherapy in Colon Cancer. International journal of molecular sciences. 2020;21(8):2766.
13. Sela U, Ganor S, Hecht I, Brill A, Miron T, Rabinkov A, et al. Allicin inhibits SDF-1α-induced T cell interactions with fibronectin and endothelial cells by down-regulating cytoskeleton rearrangement, Pyk-2 phosphorylation and VLA-4 expression. Immunology. abril de 2004;111(4):391-9.

Todos los beneficios del ajo en un solo gesto

Una cápsula de Alycin CV1 o Alycin SP1 al día, dependiendo de lo que tu cuerpo necesite, o tomar un diente de ajo crudo; esa es la elección. Tú decides, nosotros te ayudamos.

“Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”. Hipócrates

 

OTRAS LECTURAS RELACIONADAS

Miniatura Qué capsulas de Ajo y Alicina comprar______________________________________

____________________________________

Miniatura Ajo y ulcera de estomago_____________________________________

Miniatura Puede una bacteria provocar cancer______________________________________

Propiedades antimicrobianas de las Alicina______________________________________

______________________________________

Miniatura Vitamina D y COVID19

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − doce =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies